Historia

Historia

Coches de colección desde 1968

Somos una empresa dedicada desde hace más de 45 años a los coches de colección. La historia de Francisco Pueche es larga y azarosa. Corría el año 1967 cuando Paco Pueche compra un Citroen 5CV granate con intención de participar en el Rallye de Benidorm. Lo que en un principio comenzó como una afición pasa a ser en poco tiempo una forma de vida. Al principio sólo eran pequeños “negocietes” pero la afición era cada día más fuerte.

En el año 70 compra 15 camionetas Chevrolet de 4 cilindros a un chatarrero de las afueras de la capital, y que en su día utilizara la Funeraria de Madrid. Varias de ellas se convierten en divertidas camionetas publicitarias.

Pero además eran tiempos de grandes producciones cinematográficas americanas en nuestro país, y así Paco suministra vehículos de época para películas tales como ‘La batalla de Inglaterra’ o ‘Valentino’. Ese mismo año Paco se casa con Julia, y pronto nacerán Jaime, Ignacio, Ana y Rafael, que han heredado la afición de sus padres a los coches antiguos. En 1973 nace Veterauto, un importante centro de restauración que Paco crea junto con su buen amigo, el tristemente fallecido Javier Toda. Veterauto contaba con catorce empleados y, en poco más de diez años, restauran más de cien coches.

Ya por aquel entonces Paco y Julia participaban en rallies internacionales, como Montecarlo, y tomaban parte en ferias internacionales como la mundialmente conocida Retromóvil de París, a la que acudieron con stand en su primera edición y que hoy en día está tan de moda en nuestro país. Durante esta época se hacen con numerosas piezas de Bugatti que venden en todo el mundo, incluyendo las míticas ruedas de aluminio. Pero esta empresa desaparece cuando en 1983 Paco se embarca en un proyecto cuanto menos marciano para la época. No es otro que hacer réplicas casi clónicas del mítico MG TD, y que se denominó Autoréplica (AR). Se construyen de forma totalmente artesanal, pero el proyecto no llega a buen puerto y, tras fabricar doce coches, se cierran las puertas de Autoréplica.

Tras este periodo Paco, siempre ayudado por Julia, vuelve al negocio de la compra-venta. Ambos crean en Madrid un pequeño complejo formado por una preciosa tienda y un espectacular garaje, que se denominó Coupé.

Hoy en día Coupé está establecida en la afueras de Madrid en un nuevo complejo de mil metros cuadrados de exposición, que son el deleite de todos los aficionados que pasan por allí, y que siempre son bien recibidos. Por sus manos han pasado miles de coches, de todas las clases y colores, buenos y malos, y ha suministrado coches a las más importantes colecciones de nuestro país. Con el paso de los años se ha mantenido la idea de empresa familiar. Actualmente Rafael está al frente de la exposición e Ignacio ha creado hace ya más de 15 años su propia empresa de restauración (www.veterauro.com).

Lo mejor de nuestra historia es que todavía le queda mucho recorrido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies